Productividad y seguridad en condiciones extremas

El Nuevo Trakker hace que cualquier trabajo sea posible. Si existen obstáculos insuperables, él los supera. Si existen límites intransitables, consigue atravesarlos.

Los vehículos Iveco de la nueva gama Trakker ofrecen el mejor y más funcional diseño con el objetivo de optimizar su rendimiento y fiabilidad.

El Nuevo Trakker ha sido diseñado para trabajar bajo cualquier clima y tipo de terreno, desde caminos de tierra al off-road extremo, en condiciones de confort, seguridad y productividad.

El Nuevo Trakker, gracias a sus características y a su amplia gama, es capaz de ofrecer el medio mejor adaptado a cada tipo de trabajo.

Para alcanzar objetivos ambiciosos en productividad, inalcanzables para todos los demás, el Nuevo Trakker ha mejorado aún más sus prestaciones.

Para Iveco respetar al que conduce significa no sólo ofrecer una herramienta de trabajo ideal, sino también un vehículo con un diseño robusto y funcional.

La cabina del Nuevo Trakker está diseñada pensando en el conductor.

Ergonomía, comodidad, seguridad, información y entretenimiento en la cúspide de su categoría para crear un ambiente de trabajo ideal que favorezca la productividad.

Se encuentran disponibles tres versiones de cabina:

  • corta (HI-LAND)
  • larga (HI-TRACK)
  • larga con techo alto (HI-TRACK)

El asiento reviste una gran importancia para las condiciones operativas del conductor. El del Nuevo Trakker está dotado de:

  • reposacabezas y cinturón de seguridad integrado
  • suspensión neumática con regulación y dispositivo de bajada rápida
    cojín regulable en altura, inclinación, profundidad (con posibilidad de calentarse)
  • respaldo regulable con apoyo lumbar

El Nuevo Trakker puede ser homologado para admitir hasta tres personas.
También en vehículos para cantera es indispensable disponer de numerosos portaobjetos de gran capacidad.
Todos los compartimentos se encuentran a mano y son fáciles de abrir y de cerrar
Según el tipo de cabina, los compartimentos están colocados:

  • en el travesaño superior de la cabina
  • entre los asientos del conductor y el pasajero
  • bajo los asientos
  • bajo la litera inferior (solo cabina HI-TRACK)
  • en las puertas

Los propulsores Cursor con turbina de geometría variable ofrecen potencia y par a los vértices del segmento, con gran facilidad de conducción y soluciones para reducir los consumos y los costes de mantenimiento.

Además de satisfacer estos límites, la tecnología SCR (Selective Catlytic Reduction mediante la utilización del aditivo AdBlue), adoptada por Iveco en toda la gama media y pesada, contribuye a reducir los costes de explotación (con consumos de carburante inferiores al 5%).
La gama Cursor ofrece pesos contenidos, requiere menores intervalos de manutención (hasta 150.000 km) y garantiza una mayor fiabilidad. De hecho, contrariamente al EGR, el SCR no requiere la recirculación de los gases en la cámara de combustión.

Todos los motores satisfacen no sólo la normativa Euro5, sino que bajo pedido también los severos requisitos de estándar ambiental facultativoEEV (Enhanced Environmentally Friendly Vehicles).

Los motores del Nuevo Trakker están disponibles en cilindradas de 8 y 13 litros y cubren un rango de potencia de entre 360 y 500 CV. Parsimoniosos y extremadamente potentes, con un peso contenido, permiten cargas útiles elevadas con motores de cilindrada inferior.
El par máximo está disponible con un régimen de rotación muy bajo y para un campo de funcionamiento muy amplio.

Todos los motores Cursor (a excepción del 410 CV) están dotados de freno motor por descompresión Iveco Turbo Brake, completamente integrado con los sistemas de frenado, principal y auxiliar (Intarder), que garantizan la máxima seguridad, unida a los bajos costes de explotación.

La mejor configuración para cada trabajo

La oferta del nuevo Trakker prevé:

2 versiones (chasis cabina y tractora) con una masa técnica máxima  respectivamente de hasta 40 t  (chasis) y 56 t (en la combinación tractora + semiremolque),
2 motores (8 y 13 litros) con 4 niveles de potencia, hasta 500 CV,
5 cambios (manuales a 16 velocidades y automatizados EuroTronic a 12 y 16 velocidades),
2 cabinas: corta (HI-LAND) para un uso diario y larga (HI-TRACK) para usos que requieren pernoctar a bordo,
2 alturas de techo (bajo y alto),
2, 3 o 4 ejes con tracción parcial e integral (4×2, 4×4, 6×4, 6×6, 8×4 y 8×8).

Existe la posibilidad de combinar estas características con una amplia selección de bastidores, suspensiones y reducciones al puente. La riqueza de variantes permite encontrar siempre una perfecta correspondencia con el tipo de trabajo y el equipamiento: en total el Nuevo Trakker se encuentra disponible en más de 1.700 versiones de fábrica.

Gracias a esta gran oferta el Nuevo Trakker se encuentra en grado de ofrecer el medio mejor adaptado a cada tipo de trabajo:

  • Transporte de materiales inertes (volquete)
  • Transporte de hormigón (hormigonera)
  • Manutención de carreteras
  • Y transportes excepcionales.

Las características técnicas de movilidad y robustez del Trakker lo convierten en una elección preferencial para vehículos de rescate (bomberos y protección civil) y de defensa.

Los sistemas de control más avanzados para el off-road

En el Nuevo Trakker se encuentran disponibles sistemas de seguridad avanzados como:

  • ABS.
  • EBL.
  • y bajo petición, ASR.

Gracias al “off-road mode” es posible desconectar la funcionalidad ABS, permitiendo (hasta una velocidad máxima de 15km/h) el bloqueo de las ruedas – particularmente útil para afrontar recorridos empinados y con escasa adherencia. Superada la velocidad de 15km/h el dispositivo ABS se reactiva automáticamente.

ABS

El ABS (Anti-lock Braking System) impide el bloqueo de las ruedas en frenada, sean las que sean las condiciones de la carretera.
Las señales que llegan de los sensores ABS, situados en las ruedas, proveen una información exacta del comportamiento y de las reacciones de cada una de las ruedas durante el frenado. El ABS es, por tanto, capaz de reducir la fuerza de frenado justo antes que una o más ruedas se bloqueen. Si las condiciones del asfalto permiten una frenada más decidida, el ABS incrementa nuevamente la fuerza de frenada hasta el límite máximo de adherencia.

EBL

El Nuevo Trakker está dotado con EBL (Electronic Brakeforce Limitation) para optimizar la fuerza de frenada en función de la carga.

Los impulsos enviados por los sensores del ABS proveen todas las informaciones sobre el comportamiento y las reacciones de cada rueda en el momento de la frenada.

Es por tanto posible calcular la distribución de la carga entre los ejes y puente, y calibrar en tiempo real la presión de la frenada sobre cada eje en base a las condiciones del momento.

ASR

El sistema ASR (Anti-Slip Regulation) utiliza el mismo tipo de impulsos que el ABS impidiendo el deslizamiento de las ruedas motrices y mejorando la tracción en fase de aceleración.

La centralita electrónica del ASR:

  • optimiza la estabilidad del vehículo.
  • evita el deslizamiento de las ruedas bajo esfuerzo.
  • y bajo petición, reduce el uso de los neumáticos.

Con el ASR las ruedas motrices disponen de la mejor tracción posible incluso en asfaltos problemáticos, con pendientes empinadas y superficies resbaladizas.

Solicita más información

Selecciona el tipo de vehículo: